Toxoplasmosis

Toxoplasmosis

15/10/2015

Querida mami,

 

Últimamente algo ha cambiado. No noto tu corazón calmado, tu respiración va muy rápido, oigo tus sollozos, ya no me cantas y caminas a toda velocidad. Sé que algo te pasa y estás preocupada.

Todavía no estoy lista para salir al mundo exterior, quiero quedarme en tu tripita un tiempo más... ¿Qué pasa ahí fuera?

Sea lo que sea no te preocupes, yo estoy bien. Todavía soy pequeñita y necesito de tu calor. Sólo oigo la palabra bebé y toxoplasmosis. No sé qué significa ni qué pinta tiene, si me va a gustar o no.... pero necesito oír tu dulce voz cantándome y diciendo cosas que aún desconozco. Necesito que vuelvas a ser la que eras.

Me gustaría estar ahí contigo, sonreírte, mirarte y decirte que te quiero pase lo que pase.

Noto como mucha gente te toca la tripita, incluso algo me ha despertado, creo que era una aguja. Sé que algo te pasa... pero me da igual, te voy a querer seas como seas.

Algo me dice que ha llegado la hora de conocerte, de que me abraces y me beses. ¡Allá voy!

 

16/10/2015

Querida hija,

 

Por fin te tengo en mis brazos, por fin puedo cantarte mirándote la carita, por fin puedo comerte a besos... Discúlpame si me has notado triste y disgustada, todavía estoy asustada y quiero explicarte el porqué.

Nos han atravesado la tripa y la placenta con una aguja para hacernos una amniocentesis, pero los resultados no llegan hasta dentro de diez días, por lo que han visto conveniente inducirnos el parto de inmediato.

Tras tu nacimiento, sigo sin saber si estás sanita o por el contrario tienes toxoplasmosis congénita. Todavía no tengo noticias de si dicho organismo ha atravesado la placenta o no. Discúlpame si me has visto ser débil, pero ahora que te tengo a mi lado me siento la mujer más fuerte del mundo.

No puedo dejar de mirarte, pero no encuentro nada que me indique qué te pasa. Aun así, vamos a ir de la mano. Hoy te tocan varias pruebas, la primera una pequeña punción en el dedito, ellos lo llaman análisis de Torch, y van a ver en qué medida estás intoxicada o no a través de la sangre.

La segunda prueba y la más difícil para mí, otra punción, pero esta vez en la médula espinal, para obtener muestra de tu líquido cefalorraquídeo.

La tercera prueba te la hace un oftalmólogo, te van echar un líquido amarillo en tus pequeños ojitos para verte el fondo, y comprobar si has nacido con ceguera.

La cuarta una resonancia magnética, para ver tu funcionamiento cerebral.

La quinta unas pruebas de audición, por si han nacido con problemas auditivos....

Y no vale la pena seguir...

Nos volvemos a la habitación y sólo puedo ver lo rosita y pequeña guerrera que eres.

Tras cinco días en el hospital nos dan el alta con todos los resultados.... Y has superado toda y cada una de las pruebas, eres una niña sana, no llegó a atravesar la placenta.

Ahora sólo nos queda esperar seis meses a que tus anticuerpos desciendan, ya que no estás infectada, pero has estado en contacto con los míos durante el nacimiento.

Este tiempo sin noticias sobre tu estado de salud, me ha hecho replantearme mi propia vida. Cada minuto que paso a tu lado es un regalo. Te doy gracias por enseñarme a ser fuerte. He comprendido la palabra empatía. Hubiera dado cualquier cosa hasta mi propia vida por verte sana.

He conocido a otros padres en circunstancias mucho peores que la mía, y he entendido lo que es el amor incondicional. 

 

16/10/2017

ALONDRINAS. Tras dos años de esta historia agridulce, comparto mi experiencia en el BLOG de mi propia tienda, para que nos conozcáis un poco más. Por si os ayuda a superar cualquier obstáculo que os ponga la vida...  Si te caes 10 veces, levántate 11.

 

P.D: Dar importancia a lo realmente importante, el resto es humo.